Fin de Semana en Sevilla

Fin de Semana en Sevilla
Fin de Semana en Sevilla - Hace varias semanas, coincidiendo con la Feria de El Puerto de Santa María y un puente largo de 4 días, nos decidimos a regalarnos un fin de semana en la capital andaluza: Sevilla.

Viajar con un peque con Asperger no es fácil. Sacarlo de sus rutinas, su ritmo y su casa hay que llevarlo con paciencia y sabiendo que en cualquier momento esa ansiedad puede sobrepasarle. Por eso íbamos preparados para no dar nada por sentado.

El viaje en tren era nuestra primera aventura, y como solo dura una hora fue de lo mas tranquila. Al llegar a Sevilla nos fuimos directos al Parque Temático de Isla Mágica. Gracias a los elementos, no era un día caluroso, no había mucha gente en el parque.

Las colas no eras grandes y pudimos verlo y pasear sin problemas. Las atracciones que más le gustaron fueron La Travesía (una ruta tranquila en barco), Los Bucaneros (lucha de chorros de agua en toneles flotantes), Tutti Frutti (zona infantil de toboganes) y el Refugio de Morgan (guerras de chorros de agua). 
Parque Temático de Isla Mágica
Las atracciones mecánicas no le gustan, se montó en el Tren del Potosí y no quiso repetir más. Las atracciones de mayores solo las contempló, y hasta mirarlas le daba miedo. Yo me quede con las ganas de montarme en alguna, pero siendo solo tres teníamos que hacerlo solos y turnarnos. 

En Dimensión 4 vimos una película en 4D de Robison Crusoe muchísima, pero el sonido alto, los chorros de aire y agua, y los movimientos del sillón le asustaron un poco. Termino viendo la peli en brazos de mama, y así la disfrutó mejor. 
Parque Temático de Isla Mágica
Comimos en el mismo parque, en la Taberna Pirata, comida rápida a base de bocatas y hamburguesas. Un sitio fresquito y a buen precio. Donde descansamos un rato antes de volver a hacerle otra ronda al parque. Para merendar, helado y Gofres de Chocolate en La Tahona

La experiencia fue muy positiva, JS se lo pasó en grande, disfrutó muchísimo, pero a la tarde estaba cansado del mismo sitio y no aguantamos a ver los espectáculos de la noche. Preferimos salir pronto y seguir visitando otro lugar.

A la fresquita nos fuimos a ver el Acuario de Sevilla. La visita es de los mas espectacular, con pasillos anchos y tanques iluminados y llenos de todo tipo de peces. Todo esta bien explicado en innumerables paneles explicativos. Según su pagina Web: unos 7.000 ejemplares de unas 400 especies acuáticas diferentes repartidas en 31 tanques expositivos. Dividido en cinco zonas temáticas (Guadalquivir, Atlántico, Amazonia, Pacífico e Indo-Pacífico).
Acuario de Sevilla
JS comenzó con algo de miedo a los tanques, creía que los peces se podían salir o el cristal romperse. Pero poco a poco fue cogiendo confianza y a mirar mas de cerca los peces. La primera vez que llegamos al gran tanque de Oceanario lo paso corriendo, pero luego volvió y lo disfruto. Es toda una experiencia ver a los grandes tiburones nadando sobre nuestras cabezas. 
Acuario de Sevilla
Una visita recomendada 100% sobre todo con peques. Incluso encontramos a personajes famosos como Patricio, Calamardo, Nemo, Dory, etc..



Tras pasar la noche en un Hotel (otra aventura para JS) y ya descansados, fuimos a visitar el Pabellón de la Navegación. Este pabellón creado para la Expo´92 de Sevilla contiene una exposición permanente llamada "Sevilla y la navegación atlántica". Para JS y su obsesión por los barcos, era una visita obligada. La sala de exposiciones es espectacular, con una decoracion y ambiente que te lleva a la vida sobre un barco. Suelos de madera que crujen, sonidos, oleaje, etc... Y todo de manera muy interactiva, no solo ver y leer.
Pabellón de la Navegación
 También pudimos subir a la Torre Mirador y ver toda Sevilla y el rio Guadalquivir desde las alturas. Además la visita cuenta con juegos marítimos de lo mas divertidos!



Tras esta visita que disfrutamos a tope, fuimos a comer al centro de la ciudad de Sevilla. Y aprovechamos para ver los lugares mas conocidos de la ciudad (Plaza España, Catedral y Giralda, Torre del Oro, Parque María Luisa, etc..). Aunque no visitamos el interior de ningún monumento, paseamos por sus calles hasta quedar muertitos de cansancio.
Sevilla
Solo nos quedaba ir arrastrándonos a la estación de trenes y volver a casa. Llegamos a casa cansados, pero con la sensación de haber hecho un viaje genial, sin sobresaltos ni malos momentos, y con un peque que los disfruto muchísimo. 

No tardaremos en irnos a otro viaje, ahora que sabemos que JS aguanta bien, aunque haya cosas que le agobien como las esperas. Lo importante es que disfrute! Y eso lo hizo!

Sobre Mí:

Desde El Puerto de Santa María, Cádiz, os doy la bienvenida a mi pequeño rincón. Madre de un niño con TEA, pensionista, esposa, bloguera y friki. Gracias por tu visita y comentarios!


Siguenos en: Twitter | Facebook | Google Plus

Comentarios

  1. Ole! Cómo me alegro que lo disfrutárais! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, todos los sitios perfectos!! Ni un pero! Gracias :)

      Eliminar

Publicar un comentario